Páginas

martes, 9 de abril de 2019

Próximos talleres de defensa personal femenina: 29 de abril, 13 de mayo y 27 de mayo




Plazas limitadas. Inscripción hasta 10 días antes de las sesiones.





19 de marzo de 2019

 Ayer acudí con mi hija de 12 años al “Taller de defensa personal ante agresiones sexuales” organizado por el AMPA del IES Pérez Galdós y me gustaría compartir cómo vivimos la experiencia. Personalmente, llevábamos tiempo intentado cuadrar en la logística familiar, entre clases y actividades, la forma de facilitar a mi hija, y también a nuestro hijo, por qué no, el aprendizaje de algún tipo de defensa personal. Sin embargo, la práctica de las artes marciales precisa de un tiempo de aprendizaje del que no disponemos. Y eso fue lo que más me gustó de la técnica impartida en el Taller, con movimientos de defensa sencillos, a lo práctico, para bloquear todo tipo de ataques y aprender a zafarse de agarres que se pueden dar en situaciones reales, para luego golpear de forma contundente y poder escapar; lo que el maestro llamó técnicas de resistencia activa. Pero primero, nos aleccionó en técnicas de resistencia pasiva, antes de cualquier acción; cosas de sentido común que pueden prevenir el vernos inmersas en situaciones comprometidas, como ser conscientes de nuestro entorno, tener cuidado con las rutas que elegimos en nuestro día a día, no abrir nunca la puerta de casa o del coche sin antes mirar a nuestro alrededor, mantener una distancia de seguridad ante un posible agresor, etc. Me encantó la experiencia y acabé preguntando si se podría dar continuidad al aprendizaje, ya que en las dos horas que duró no dio tiempo a profundizar, principalmente en la práctica de golpeo para posibilitar la escapada segura; esperemos que sea posible. En cuanto a ella, salió más contenta de lo que entró, yo sé que también lo disfrutó.
 E. M.
 Una madre consciente de que aprender a defenderse es necesario